Facturar más en mi peluquería, ¿cómo?